Aprende todo lo que debes saber sobre la información sensible con nuestra completa guía, desde datos personales hasta datos de alto riesgo. Domina el arte de identificar lo sensible con ejemplos y procedimientos reales.

Tabla de contenidos:

1. Entendiendo la información sensible

La gestión de la información sensible es una tarea inestimable que puede beneficiar significativamente tanto a los particulares como a las empresas. Como expertos en protección de datos, nos esforzamos por proporcionar conocimientos que permitan una comprensión segura y un tratamiento eficaz de los datos sensibles.

1.1 ¿Qué es la información sensible?

Por información sensible se entiende cualquier dato que, si se difunde, podría resultar perjudicial para personas u organizaciones. Este tipo de información requiere estrictas medidas de protección debido a su carácter privado o confidencial. Los datos sensibles pueden incluir información personal identificable (IPI), datos financieros o registros sanitarios. Comprender el espectro de toda la información sensible se convierte en algo crucial en esta era digital en constante progreso, en la que las ciberamenazas son una presencia cada vez más creciente.

1.2 Las principales categorías de información sensible

La información sensible es muy variada y se clasifica en diferentes categorías:

  • Información de identificación personal (IIP): La IIP engloba cualquier dato que distinga o rastree la identidad de un individuo, como el nombre, los números de la seguridad social, la dirección de correo electrónico o los números de teléfono.
  • Información financiera: Detalles relacionados con cuentas bancarias, tarjetas de crédito u otras cuentas financieras.
  • Información sanitaria: Esto incluye historiales médicos, datos del seguro médico u otra información personal relacionada con la salud.
  • Información comercial confidencial: Datos comerciales confidenciales como secretos comerciales, datos de propiedad intelectual, información operativa o estratégica.
  • Datos de alto riesgo: Información que, si se difunde, podría tener consecuencias graves y adversas, como el robo de identidad, el fraude o incluso incidentes de seguridad.

2. Tipos de información sensible

2.1 Ejemplos de información personal identificable (IPI)

La IIP se refiere a cualquier información que pueda utilizarse para distinguir o rastrear la identidad de un individuo. Aunque el término connota cualquier información de carácter personal, incluye esencialmente datos que son exclusivos de un individuo y que, cuando se reúnen, lo identifican de forma clara.

PII incluyen:

  • Datos personales: Esto incluye el nombre completo de la persona, su dirección particular, su dirección de correo electrónico y sus números de teléfono. Incluso una fotografía personal puede considerarse IIP en la medida en que se refiera a un individuo concreto.
  • Números de identificación: Los identificadores únicos como el número de la Seguridad Social, el número de pasaporte, el número del carné de conducir, el número de identificación fiscal o el número de identificación del paciente son inequívocamente personales y ocupan un lugar destacado en la lista de IIP.
  • Identidades digitales: Los identificadores en línea como los nombres de usuario, los números de cuenta, las direcciones IP o la identificación de dispositivos móviles entran dentro del ámbito de la IIP en la era digital.
  • Registros biométricos: Con el auge de la seguridad biométrica, las características fisiológicas únicas utilizadas para la identificación, como las huellas dactilares o los escáneres de retina, también han pasado a formar parte del repertorio de la IIP.
  • Características o preferencias personales: Pueden ir desde los atributos físicos (por ejemplo, altura, peso) hasta las preferencias personales, como los hábitos de compra de una persona o su historial de navegación por Internet.

2.2 Definición de información financiera y ejemplos

La información financiera, como sugiere, se centra en el aspecto financiero de la vida de un individuo o de una organización. Para comprender mejor la información financiera, exploremos lo que abarca:

  • Información bancaria: Incluye detalles de las cuentas bancarias, como los números de cuenta, los números de ruta, los tipos de cuentas bancarias (de ahorro, corrientes) y el nombre y la dirección del banco.
  • Información sobre tarjetas de crédito y débito: Los registros de transacciones financieras, recibos e historial de compras también pertenecen a la información financiera.
  • Detalles de transacciones: Los identificadores en línea como los nombres de usuario, los números de cuenta, las direcciones IP o la identificación del dispositivo móvil entran dentro del ámbito de la IIP en la era digital.
  • Información sobre ingresos e impuestos: Información sobre los ingresos de una persona u organización, fuentes de ingresos, declaraciones de impuestos presentadas, prestaciones de la seguridad social, entre otros.
  • Información sobre inversiones: Incluye detalles relacionados con inversiones individuales u organizativas, participaciones accionariales, bonos, cuentas de jubilación o cualquier otra forma de valores.

2.3 Significado y ejemplos de información sanitaria

Se refiere a los datos relacionados con la salud física o mental de una persona, incluida la prestación y el pago de la asistencia sanitaria que haya recibido o vaya a recibir. El acceso no autorizado o el uso indebido de dicha información puede dar lugar a violaciones de la intimidad y perjudicar potencialmente el bienestar de la persona. La información sensible relacionada con la salud puede incluir:

  • Historial médico: Incluye datos exhaustivos sobre enfermedades pasadas, afecciones médicas, cirugías, alergias y medicación que la persona haya tomado o esté tomando en la actualidad.
  • Información de diagnósticos: La información producida a través de pruebas diagnósticas, como informes de laboratorio, informes de imágenes y otros exámenes técnicos, entra dentro de la información sanitaria.
  • Registros de tratamientos: Comprenden datos sobre consultas médicas, tratamientos prescritos, registros de terapias, registros de hospitalización y detalles de los cuidados de seguimiento.
  • Datos del seguro médico: Información relativa a las pólizas de seguro médico de una persona, como el número de póliza, los datos de las reclamaciones y otra información relacionada con el seguro.
  • Historial sanitario familiar: La información genética y de salud familiar que permite conocer los posibles riesgos para la salud también entra en esta categoría.
  • Información sobre el estilo de vida: Información relativa a los factores del estilo de vida que pueden influir en la salud, como el tabaquismo, el consumo de alcohol, los hábitos de ejercicio y las preferencias dietéticas.

2.4 Información sensible de las organizaciones y ejemplos

La información sensible de las empresas merece una atención constante, ya que engloba datos que, si se ven comprometidos, tienen el potencial de perjudicar los intereses de una empresa. Valorar y proteger estos datos es crucial para mantener la ventaja competitiva, la reputación y la estabilidad financiera. Esto suele incluir:

  • Secretos comerciales: Esto incluye información única que distingue a tu empresa, como fórmulas, procesos o diseños, que tienen valor económico por no ser revelados. Es importante mantener protegidos todos los secretos a lo largo de la cadena de suministro.
  • Información sobre los clientes: Las empresas suelen poseer datos sensibles sobre sus clientes, como datos de contacto, preferencias y detalles financieros, que deben protegerse cuidadosamente para mantener la confianza y respetar la privacidad.
  • Información de empleados: Las empresas son responsables de proteger la información personal, financiera y sanitaria de sus empleados, así como cualquier evaluación relacionada con su rendimiento.
  • Planes estratégicos e investigación: Los próximos lanzamientos de productos, las estrategias de marketing, los resultados de la investigación y las invenciones no patentadas son activos valiosos que merecen protección frente a los competidores.
  • Contratos y documentos legales: Los contratos firmados, las negociaciones en curso y otros acuerdos legales contienen detalles confidenciales que necesitan protección para garantizar la seguridad jurídica y financiera de una empresa.
  • Registros financieros: La salud financiera de una empresa depende de la privacidad de documentos como las cuentas de pérdidas y ganancias, los balances y los informes de auditoría, que podrían dañar su situación financiera si se filtran.
  • Propiedad intelectual: Proteger los materiales protegidos por derechos de autor, marcas registradas o patentes para conservar los derechos exclusivos y evitar reproducciones no autorizadas o robos es vital para las empresas.

2.5 Ejemplos de datos de alto riesgo

Los datos de alto riesgo constituyen el epicentro de la protección de datos. Se clasifica como tal debido a la gravedad potencial de las consecuencias si se viera comprometida. El acceso no autorizado, la difusión o el uso indebido de estos datos puede dar lugar a importantes pérdidas financieras, daños a la reputación o graves violaciones de la privacidad. Para comprender la amplitud de los datos de alto riesgo, desglosemos sus componentes principales:

  • Números de identificación nacional: Los datos como los números de la Seguridad Social u otros documentos nacionales de identidad entran en esta categoría. Son únicos para cada individuo y pueden utilizarse indebidamente para el robo de identidad o el fraude financiero.
  • Datos biométricos: Los identificadores biométricos como las huellas dactilares, los patrones del iris, los datos de reconocimiento de voz o el ADN se consideran de alto riesgo debido a su naturaleza única e inmutable.
  • Información legal: Los registros judiciales, los antecedentes penales, los procedimientos legales, los acuerdos y otros datos relacionados con la ley pueden ser perjudiciales si se divulgan sin el consentimiento autorizado.
  • Información gubernamental sensible: Los datos confidenciales relativos a la seguridad nacional, las operaciones militares o la recopilación de información de inteligencia se clasifican como de alto riesgo.
  • Información corporativa sensible: Secretos comerciales, información financiera no publicada, planes y previsiones estratégicas, investigaciones patentadas y otros datos empresariales cruciales.

3. Profundizando en la clasificación de la información sensible

3.1 Explicación de los 4 niveles de clasificación de datos

Desglosamos los cuatro niveles de clasificación de datos más utilizados y conocidos. Son un buen punto para empezar a categorizar su información sensible convirtiéndose en una tarea sencilla y manejable:

  • Pública: Información que puede compartirse abiertamente sin consecuencias adversas. Algunos ejemplos son los comunicados de prensa y el material promocional.
  • Interno: Datos destinados a ser utilizados dentro de la organización, pero que no suponen un riesgo grave si se filtran. Algunos ejemplos son los informes internos y los documentos con procedimientos.
  • Confidencial: Información que conlleva un riesgo grave si se divulga y que sólo debe compartirse con personas concretas. Algunos ejemplos son los expedientes de los empleados y la propiedad intelectual.
  • Restringido: Información altamente sensible, que requiere los controles más estrictos. La filtración no autorizada podría acarrear daños importantes o sanciones legales. Algunos ejemplos son los secretos comerciales y la información gubernamental clasificada.

4. El papel de la información sensible en el GDPR y otras normativas

En el panorama digital actual, el papel crucial de la información sensible ha captado la atención constante de los reguladores de todo el mundo. En particular, el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) se ha erigido en un hito normativo que influye significativamente en el tratamiento de la información sensible. Profundicemos en las intrincadas interconexiones entre los datos sensibles y este panorama normativo.

4.1 Tipos de datos que la RGPD clasifica como sensibles

El RGPD, un reglamento de la legislación de la UE, clasifica los datos en dos tipos principales: datos personales y datos personales sensibles. Este último reúne varias categorías:

  • Origen racial o étnico: Cualquier dato que denote la raza o etnia de un individuo.
  • Opiniones políticas: Información que permite conocer las creencias o afiliaciones políticas de un individuo.
  • Creencias religiosas o filosóficas: Datos que retratan las opiniones religiosas o las convicciones filosóficas de una persona.
  • Afiliación sindical: Cualquier dato que indique la afiliación a un sindicato.
  • Datos sanitarios: Incluye todos los datos relacionados con la salud física o mental de una persona, o con la prestación de servicios sanitarios.
  • Vida sexual u orientación sexual: Información sobre la vida sexual o las preferencias sexuales de un individuo.
  • Datos genéticos o biométricos: Datos genéticos que identifican de forma única a un individuo. Esto incluye también los datos derivados del tratamiento de las características físicas o de comportamiento.

En pocas palabras, el RGPD subraya que cualquier tratamiento de los datos mencionados está prohibido sin el consentimiento explícito o bajo circunstancias legales específicas.

4.2 Otros reglamentos elaborados para proteger la información sensible

En todo el mundo, muchos países han puesto en marcha sus normativas para proteger los datos sensibles. He aquí algunas:

  • HIPAA: La Ley de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro Médico. En Estados Unidos, la HIPAA establece normas para el uso y la divulgación de la información sanitaria protegida.
  • SOX: Ley Sarbanes-Oxley. Esta ley federal estadounidense regula la protección y divulgación de la información financiera de las empresas que cotizan en bolsa.
  • PIPEDA: Ley de protección de la información personal y los documentos electrónicos (Canadá). Garantiza la protección de datos personales en las prácticas empresariales del sector privado.

Visite aquí nuestra sección «Normativa sobre ciberseguridad» para conocer más regulaciones y conocer las claves.

Recuerda, como poseedores y procesadores de datos sensibles, es nuestra responsabilidad colectiva comprender y reconocer la importancia de estas prácticas.

5. Proteje tu información confidencial

5.1 Buenas prácticas para proteger la información sensible

Cuando se trata de la protección de datos, adoptar una estrategia proactiva puede reportar beneficios sustanciales. Considere la posibilidad de aplicar los siguientes métodos de eficacia probada:

  • Formación y concienciación periódica: Cultive una cultura consciente de la seguridad dentro de su organización. La formación periódica para comprender el valor de los datos sensibles y las implicaciones de una mala gestión puede resultar vital.
  • Cifrado para la protección de datos: Cifrar sus datos ya sean almacenados o transmitidos añade una capa de seguridad que los inutiliza si son interceptados. Aquí tienes una guía para saber quién debe cifrar los datos en tu empresa.
  • Implementa fuertes controles de acceso: Utilice un sistema de permisos que restrinja el acceso a los datos sensibles sólo al personal necesario. Aplica el principio del menor privilegio.
  • Utiliza un software de seguridad fiable: Invierta en herramientas de software de seguridad fiables y rentables que detecten y neutralicen las amenazas antes de que afecten a tus datos.
  • Desarrolla un plan de respuesta para brechas de datos: Prepárate para los peores escenarios con un sólido plan de respuesta. Una reacción rápida puede mitigar el coste potencial de cualquier brecha de datos.

Conoce la Última Tecnología en Proteger los Datos

La que está ahorrando recursos y tiempo a los departamentos de IT.

5.2 Pasos y lista de comprobación para identificar y proteger la información sensible

Sigue esta sencilla lista de comprobación para garantizar la seguridad integral de los datos de su empresa.

✓ Identificar la información sensible

  • Forma un equipo multidisciplinar: Involucra a representantes de diferentes departamentos para garantizar una comprensión más completa de los activos de información que posee tu organización.
  • Haga un inventario de los datos existentes: Cree un inventario con todas las fuentes de datos, incluidas las bases de datos, los servidores de archivos, los servicios de almacenamiento en la nube e incluso los dispositivos personales que los empleados puedan utilizar con fines laborales.
  • Comprenda el flujo de datos: Analice y documente cómo viaja la información dentro de su organización y evalúe los riesgos potenciales que pueden surgir durante la transferencia, el almacenamiento y el almacenamiento de datos.
  • Evalúa la sensibilidad de los datos: En colaboración con el equipo, determina qué tipos de información tienen un valor sensible para la organización. Estas categorías pueden incluir datos personales, registros financieros, información sanitaria o secretos comerciales.
  • Prioriza la información: Prioriza el nivel de sensibilidad de cada categoría de datos en función de su relevancia para los objetivos de la organización y los riesgos potenciales. Organiza las categorías en un sistema jerárquico, como «Alta», «Media» y «Baja» sensibilidad.
  • Aprovecha la tecnología: Utiliza las herramientas de descubrimiento y clasificación de datos para automatizar eficazmente la identificación de la información sensible dentro de su organización.

Definir qué hace que la información sea sensible

  • Conozca la normativa aplicable: Estudia las normativas relevantes para su sector o geografía, como GDPR, HIPAA o CCPA, para conocer los tipos de información específica que requieren protección.
  • Evalúa el impacto empresarial: Evalúa el impacto potencial de la pérdida o el compromiso de los datos en las operaciones, la reputación o la estabilidad financiera de tu organización. Considera los escenarios en los que una fuga de información podría perjudicar a su organización y utiliza esta información para definir los niveles de sensibilidad.
  • Crea un marco de sensibilidad de la información: Desarrolla un marco que categorice los datos en función de su sensibilidad. Puede incluir niveles como «Público», «Uso interno», «Confidencial» y «Estrictamente confidencial». Haz que este marco sea accesible y comprensible para todos.

Clasificación de datos

Documenta todos los resultados de su análisis

  • Documenta tus hallazgos: Mantén un registro de la ubicación de la información sensible, su clasificación y cualquier otro detalle relevante. Garantizar que se tiene en cuenta cada unidad de información es esencial para una protección completa.

Protección de datos

Si eres el responsable de ciberseguridad de tu empresa, deberías leer nuestra guía detallada para hacer frente a las amenazas digitales de tu organización.

5.3 SealPath: Protección total de la información de forma sencilla

Para una seguridad de datos completa y eficaz, busca un socio capacitado como SealPath. Las soluciones avanzadas de encriptación de SealPath simplifican la protección de la información, permitiéndote proteger los datos sensibles con facilidad.

  • Control y seguridad sobre datos valiosos: SealPath garantiza un mayor control sobre tus archivos confidenciales, evitando accesos no autorizados o filtraciones involuntarias.
  • Protección que viaja con tus datos: Allá donde vayan tus datos, la protección de SealPath les sigue. Los datos permanecen seguros independientemente de dónde se almacenan o con quién se comparten.
  • A medida para tu negocio: SealPath se ajusta a las necesidades específicas de tu negocio. Es una solución versátil que se adapta a la naturaleza y el alcance de tus activos de datos sensibles.

Proteger de forma proactiva la información sensible no es sólo una opción, sino un requisito imprescindible en la era actual. Con la ayuda de SealPath, despliega una línea de defensa eficaz contra las posibles violaciones de datos, al tiempo que garantiza el cumplimiento de las distintas normativas. Se trata de practicar una gobernanza inteligente de la información, protegiendo tus valiosos activos de datos ahora y en el futuro.

6. Conclusión: Protege tus datos para el futuro

Al final de esta guía, te dejamos mejor preparado para comprender el valor de la protección de la información sensible y la importancia del cumplimiento de la normativa pertinente. Recapitulemos los puntos clave para ayudarte a interiorizar y actuar en función de los conocimientos adquiridos.

6.1 Resumen de los puntos clave

Los datos sensibles son cualquier información valiosa o privada que requiera protección, incluidos los detalles financieros, personales o relacionados con la salud.

Reglamentos como el GDPR, la HIPAA, la CCPA y la LGPD imponen la protección de la información sensible, garantizando que las empresas den prioridad a la seguridad de los datos.

Adopta las mejores prácticas para la protección de la información sensible que incluyan formación periódica, encriptación, fuertes controles de acceso y un software de seguridad fiable.

Tu camino hacia la seguridad de la información sensible comienza aquí. Descubre cómo proteger de forma efectiva la información sensible, establecer un procedimiento o aplicar medidas de protección aquí.

No te pierdas lo último en protección de datos

✔ Accede a información por expertos en seguridad de datos.

✔ Conoce las nuevas normativas, tecnologías y tendencias.

#1 El blog de seguridad de datos más visitado.

Ya está, pronto recibirás las novedades en tu bandeja.